martes, 12 de febrero de 2008

SOLITARIO POR UNA SOLA VEREDA


Rara y extraña persona, solitaria,
como el viento en un pueblo polvoriento,
casi sin premura te vi partir esa tarde
como arrastrando cada uno de tus pasos,
que dejabas sobre las baldosas rotas
de esa vereda del viejo Bueno Aires.

Hoy comprendo que has huido
como la negra noche, cuando le escapa al día,
te has perdido como una extraña melodía
sin palabras y sin sonido
se que tuve ante mí, tan solo por segundos
el alma perdida de un par de ojos sin vida,
sin ilusión y sin sentimiento
que escaparon de mis manos
por temor a ser queridos.

Eran los ojos azul-violáceos
de un corazón resentido
por los golpes de la vida.
y un par de brazos que al tenderse
me decían no me dejes.
Y pensé que con mi amor
compensaba tu dolor
hoy sé, que fui el goce de un momento
en esos brazos que al tenderse
solo me decían, vete!
Así te recordaré cabizbajo y pensativo
caminando solitario por una sola vereda.

2 comentarios:

(= La profe Miri@m =) dijo...

Qué hermosa poesía Cris... como siempre!
Un beso grande y Feliz día de los enamorados!

Miriam

luna dijo...

holaaaaaaaaaaa Miri, que sorpesa me has dado amiga, gracias por pasar por este rinconcito de letras.
que tambien tu dia de san valentin sea feliz amiguita.
besitos de mar.